FUENTES DE INVIERNO

Todo comenzó allá por 1997, cuando desde el ayuntamiento de Aller se comenzó a hablar de este proyecto: una estación invernal que se ubicaría en la vertiente asturiana de San Isidro. Mucho ha llovido desde entonces, muchas declaraciones, muchas páginas en los periódicos...

     He aquí un resumen completo sobre el proyecto de la estación invernal Fuentes de Invierno:

   Ubicación

     En la vertiente asturiana del puerto San Isidro, dentro del concejo de Aller, entre los picos Toneo (2.094 mts.) y de la Llomba (1981). En la zona conocida por muchos esquiadores como Tubos del Toneo. Rayando con la estación leonesa de San Isidro.  


   Modelo previsto

     Quizás es concretar demasiado, pero según lo publicado, la estación contaría con unos 20 Km esquiables, con un desnivel máximo de 460 mts. Tendría hasta 6 telesillas y 3 telesquís. Con una capacidad de 14.100 esquiadores/hora. Tendría un edificio de servicios en la parte baja y una cafetería adicional en la zona alta. Además dispondría de un aparcamiento con una capacidad aproximada para unos 1350 coches y unos 37 autobuses.
     

     Además no solo será una estación de uso invernal, el objetivo es crear un complejo turístico integral aprovechable durante todo el año. Se prevé la construcción de entre 300 y 700 apartahoteles y chalés rurales, desde las localidades de Collanzo a la Raya, así como también varias instalaciones deportivas adicionales; organizando diversas actividades de aventura, gastronómicas, culturales y deportivas; Manteniéndose un nivel de actividad en la estación durante todo el año.: 

   Financiación, gestión, administración e implicación política

     Fuentes de Invierno es uno de los cuatro proyectos singulares recogidos en el plan complementario de las comarcas mineras firmado el 5 de julio del 2001 por el gobierno del Principado y los sindicatos (SOMA-UGT y CCOO), está enmarcado en el plan regional de reactivación de las comarcas mineras.

     El coste total de Fuentes de invierno se calcula que ascendería a unos 42 millones de euros.

     Dado elevado coste del proyecto, en un principio, se buscó la inversión de capital privado en la estación, enmarcándose en un modelo de gestión mixta, pública y privada. El alcalde de Aller afirmó mantener contacto con al menos dos empresas catalanas del sector. Pero esta inversión nunca se ha llegado a concretar.

     El principado ha asignado 10,8 millones de euros para la realización del proyecto.
Se han invertido 240.000 euros en la redacción del PEMA (Plan Especial Medio Ambiental), para el cual se convocó un concurso de propuestas e ideas y también de las normas subsidiarias. El ayuntamiento ha aprobado y presentado ya el nuevo Plan General de Ordenación de la vertiente asturiana de San Isidro (Puerto de Braña).

     De momento no se han invertido esos 10,8 millones y el proyecto sigue estancado, desde el gobierno regional, Vicente Álvarez Areces asegura que se está "a la espera de recibir las conclusiones de un estudio que aconsejará en que gastar ese dinero" y que antes de fin de año estará ya "perfectamente definido".

     Este retraso en la inversión (ha pasado más de un año desde que se aprobó esa partida) ha motivado un enfrentamiento abierto entre el alcalde de Aller, Gabriel Pérez Villalta y el presidente del Principado, Areces. Pese a pertenecer ambos a las filas del mismo partido político. Villalta acusa a Areces de estancar Fuentes de Invierno denunciando la paralización y el retraso que sufre la ejecución de este proyecto. Villalta opina que el ejecutivo regional sigue una política "equivocada" con respecto a Fuentes de Invierno y que se deberían haber invertido ya esos 10,8 millones en la construcción de un acceso por la Raya, el edificio central de la estación y un primer remonte, el edil allerano cree también que estas actuaciones incentivarían y animarían a la inversión de capital privado. Este desencuentro entre los socialistas, ha llevado a Villalta incluso a pedir al Partido Popular del concejo que actúe como puente, para que desde Madrid la administración central invierta en Fuentes de Invierno.

     Hacia el mes de septiembre (2002) desde el Principado se propuso compartir con la Diputación Provincial de León la administración de las estaciones de Fuentes de Invierno y San Isidro. Con el fin de fusionar ambas estaciones y crear uno de los mayores complejos invernales del norte peninsular, con 46 km de pistas, 10 telesillas y 10 telesquís. En un Principio el diputado de deportes, Julio González, aceptó la invitación para una reunión y negociación entre las administraciones asturiana y leonense. Pero al presidente ejecutivo provincial, José Antonio Díez, no le parecieron adecuadas las formas como se planteo la propuesta desde el Principado, declarando que atentaban "contra el respeto mutuo" de ambas instituciones, ya que "parece que se enuncia imperativamente una solución que ni siquiera se ha planteado en sus mínimos de objetivos, recursos y tiempo; y otra, porque un planteamiento correcto de respeto mutuo obliga a dar publicidad a lo que se alcance y no dársela a lo que se pretende alcanzar unilateralmente". Izquierda Unida de León ha propuesto la creación de una comisión provincial integrada por miembros de todos los partidos de la diputación (PP, PSOE, IU, UPL) para iniciar las conversaciones con el Principado. Por lo que hasta el momento la tan esperada reunión no se ha llegado a producir.

   Últimas noticias

     El principado espera tener listo en pocos meses el proyecto de pistas y remontes. El proyecto de la carretera y del aparcamiento ya están redactados, mientras que el correspondiente al edificio de servicios está a punto de salir a concurso.

El gobierno regional espera que Fuentes de Invierno se inauguré en diciembre del 2005, si la climatología permite seguir los plazos de trabajo marcados; y conforme al estudio de impacto ambiental (todavía no realizado) según manifestó Gutierrez Granda (director general de deportes del Principado).

Según las últimas noticias publicadas en prensa el Gobierno del Principado parece mostrarse decidido a impulsar el proyecto (tras tantos años de estancamiento) agilizando todos los tramites administrativos.

La inversión prevista es de 10,8 millones de euros que aportará el gobierno regional. Actualmente se especula con que la estación tendría 20 km esquiables, un total de 9 remontes mecánicos: 6 telesillas y 3 telesquís. Un edificio de servicios situado en la parte alta y una cafetería en la parte baja. El aparcamiento proyectado podrá dar cabida a 1650 coches y 37 autobuses.

Por otro lado parece promoverse la colaboración entre los gobiernos de Asturias y León, pese a las declaraciones del presidente de la diputación de León en las que asegurá que existirá esa colaboración pero no habrá fusión con San Isidro. Pese a que por otra parte los alcaldes de los municipios de Aller (Asturias) y Lillo (León), a los que pertenecen ambas estaciones, son partidiarios de una cooperación a un nivel más intimo, y de un impulso del proyecto de Fuentes de Invierno.

Desde mi punto de vista es imprescindible para que el proyecto funcione, se asuma de forma conjunta entre las dos administraciones, y opino que lo mejor sería un modelo de gestión compartida de San Isidro y Fuentes de Invierno. Está claro que esto beneficiará a ambas provincias, y después de tantos años de puras especulaciones, se debería empezar a trabajar por este frente común, empezando a trabajar con hechos. En los tiempos que corren de grandes fusiones de estaciones invernales, vease Grandvalira en Andorra, no sería sensato separar dos estaciones que físicamente están pegadas.

Autor:Jesus del Valle

Fuentes:
Diario de León
La Nueva España
La Voz de Asturias

Esperemos que todas las inversiones y el poder del beneficio no acabe con rincones como éste

PORTADA

ACTUALIDAD